Emprendimiento (0): Romper con todo

8am. Enciendes el ordenador. Noticias. Dos jóvenes de veintipocos años han logrado facturar más de medio millón de euros con su negocio online. Quitas la noticia. 8:30. Empieza tu jornada laboral. Ocho horas frente al ordenador. Cinco días a la semana. Veintidós días al mes. Vendes tu tiempo once meses al año para poder tener libre uno. Con suerte este año facturarás 30.000 euros mientras tu empresa roza el billón. Rentabilidad máxima. La que obtiene tu empresa contigo. Generas valor 10x veces tu salario. Qué chollazo. Piensas ahora en aquella noticia de primera hora de la mañana. Dos personas. Generando valor para ellas mismas. Sin jefes. Sin horarios. Dueñas de su tiempo. Dos emprendedores que apostaron por una idea y salió bien. Alto. Tienes tu vida más o menos resuelta. Trabajo fijo. Buen salario, mejor que la media de tu país. Sin obligaciones. Sin responsabilidades. ¿Por qué cambiarlo todo ahora? Muchas preguntas recorren tu cabeza. La pregunta del millón. ¿Eres felíz?. La respuesta de los dos millones. No. El primer paso es admitirlo. El segundo intentar cambiar la respuesta. No he tardado ni un año trabajando como asalariado en darme cuenta de que esto no es lo mío. Rutina. Monotonía. Estancamiento. Mediocridad en contraposición a creatividad. No quiero pasarme los próximos 35 años de mi vida así. Ni quiero, ni lo voy a hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *